Miércoles 27 de abril de 2011 – Banfield, Buenos Aires, Argentina

Me levanté a las 10:30 am (8:30 panameñas) y desayuné con JC un café con leche y ricas medialunas… qué viciosas son…

 Hoy fue un día en el cual, por primera vez, no nos movimos fuera de la casa… Fue muy agradable porque estuvimos con JC juntos haciendo varias cosas con las computadoras, tratando de conectarlas a internet, etc. etc. pero, la realidad es que compartimos muchos recuerdos y una amistad que, a pesar del tiempo, se mantiene firme, en la que, lamentablemente, en parte por mi culpa, hemos perdido muchos años que hoy lamento enormemente haber perdido ese contacto con la persona que, en la realidad, ha sido en mi juventud mi mejor amigo…

Fue un día apacible y, a la vez muy reconfortante…

Como a las 2:00 pm JC hizo unos tallarines para ambos, acompañados de vino y soda…

A las 3:30 vimos por televisión el partido Barcelona 2, Real Madrid 0, luego llegó Daniela de su escuela y después de trastear un poco más con los computadores, cenamos como a las 9:00 pm (ellos carne y yo un café con leche y media lunas nuevamente, sigue el vicio).

Me retiré a dormir como a las 11:30 pm (local) no antes de escribir estas líneas y leer un poco.

Mañana (jueves 28) será el último día completo que pasaré con ellos ya que me moveré para la casa de Pato el viernes 29… Ya siento la amargura porque no sé por cuanto tiempo más no los volveré a ver… JC me ha prometido que en septiembre irá para Bocas a visitarme y que se quedará un tiempo… ojalá se cumpla…

Categories: Uncategorized | 230 Comments

Martes 26 de abril de 2011 – Banfield, Buenos Aires, Argentina

Nuevamente me desperté a las 8:30 hora local después de un excelente sueño. Ya JC andaba por allí después de haber llevado a Daniela a su Jardín de Infantes.

Me bañé rápidamente, nos tomamos un café con media lunas de manteca y salimos nuevamente en el carro de JC a continuar con mis trámites.

Llegamos a Buenos Aires en unos 30 minutos y lo primero que hicimos fue estacionar un poco más cerca de los lugares adonde iríamos hoy para conseguir los documentos finales.

Nos dirigimos a la Cancillería y pronto estuvo en nuestras manos el Certificado de Estudios con la apostilla correspondiente y las certificaciones necesarias.

En un negocio de papelería sacamos dos copias de cada documento y de allí fuimos al Consulado de Panamá, donde, después de un pago (elevado) de $ 120.00 conseguí finalmente tener terminado todo el trámite de los documentos para presentar en la Universidad de Panamá.

A la salida de allí fuimos a comer allí cerca, en la calle Lavalle, (ravioles) y a continuación a vender unas estampillas que yo había llevado y por las que me dieron una verdadera miseria.

Fuimos en busca del carro y regresamos a Banfield a donde llegamos a tiempo para ver por TV el partido del Manchester United 2 Schalke04 0, por la Copa Champions.

Daniela  llegó a las 6:30 pm del jardín y Luciano (el otro hijo de Juan Carlos) llegó con su novia como a las 8:30 de la noche para cenar con nosotros. Yo no había visto a Luciano desde que tenía unos 8 años, ahora tiene 33….

Fue una velada muy agradable donde, como siempre, recordamos viejos tiempos, vimos algunas fotografías de antaño y recordamos a Choli, la desaparecida esposa de JC y madre de Daniela y Luciano, gran amiga mía, que falleció hace dos años…

Antes de irme a dormir, como siempre después de media noche, leí un poco y, por fin, caí rendido…

 

Categories: Uncategorized | 2 Comments

Lunes 25 de abril 2011 – Banfield, Buenos Aires, Argentina

Me desperté con una sensación de haber descansado mucho pero con urgencia para ir al baño. En mi celular, el que estoy usando para conocer la hora en ausencia de un reloj que dejé en Bocas, descubrí que eran las 6:05 am, así que, después de pasar por al baño, me volví a acostar para gozar un poco más de un descanso necesario y merecido, total Juan Carlos aún no había salido para llevar a Daniela al jardín de infantes donde daba clase durante todo el día.

Sólo unos minutos después pasé a darme cuenta que en realidad eran más de las 8:00 de la mañana por las dos horas de diferencia entre Panamá y Buenos Aires, así que me preparé para levantarme, afeitarme y bañarme y estar listo para salir para la Capital después del desayuno. En ese momento regresó JC.

joaquin v gonzalez

Alrededor de las 10:00 salimos en carro recorriendo las vías de acceso a la ciudad de Buenos Aires, provenientes de la zona sur, y poco antes de las 11:00 estacionamos el carro a pocos metros de la Escuela Nacional de Comercio Nro. 1, Joaquín V. González, y , previo a comprar un pequeño presente para la gestora de mis documentos dentro de la Escuela.

Entré por vez primera en muchos muchos años por la entrada principal de mi ex escuela, cuántos recuerdos!!! Nos dirigimos a una sala en el segundo piso donde se encontraba la mencionada persona.  Ni por dentro ni por fuera parace haber cambiado nada en “el Comercial” como le llamábamos de chicos.

Me hicieron entrega del Certificado de Estudios Secundarios y, posteriormente buscamos el carro y nos dirigimos a continuar con mi tramitación.

La siguiente escala fue en el Consulado de Panamá en Buenos Aires donde nos informaron que los pasos siguientes para obtener la legalización de dicho certificado serían:

  1. Ministerio del Interior, para obtener la certificación de los firmantes de la Escuela.
  2. Cancillería, para obtener la legalización del certificado con el motivo de ser presentado en Panamá.
  3. Volver al Consulado de Panamá, para finalizar el trámite, con la certificación de las fotocopias.

Nos dirigimos al Ministerio del Interior donde rápidamente obtuvimos la certificación de las firmas de los firmantes por el Escuela.

Con este documento fuimos a la Cancillería y, previo pago del equivalente a $ 19.00, dejamos los documentos para que fuera expedida una certificación de toda la documentación anterior para ser llevada a Panamá. Como iban a demorar dos horas decidimos volver a buscarlas al día siguiente y, luego de almorzar (pollo con ensalada los dos), fuimos a vender unos billetes de diferentes países a negocios de numimástica, donde conseguí unos $ 100.00 por ellos.

Finalmente, fuimos a buscar el carro al estacionamiento y volvimos para Banfield bien cansados porque para hacer todo lo que hicimos nos caminamos todo el centro de Buenos Aires, seguramente no menos de 40 cuadras en total….

Antes de regresar a la casa fuimos a Lomas de Zamora para comprar unas medicinas de JC y de paso dar un paseo rápido por el centro… recordando viejos tiempos.

Lomas está muy cambiado pero el centro lo es para peor: la calle Laprida en el centro es hoy peatonal, pero la clase de comercio que se ve en esa parte de la ciudad se parece mucho a la del centro de David… todo de poca calidad.

Poco tiempo después de llegar a Banfield también lo hizo Daniela de regreso de su jardín de infantes y preparó la comida para todos: pollo con ensalada… Comí un poquito acompañado de vino tinto.

Conversamos hasta altas horas de la noche y, cuando ya no podíamos más, nos fuimos a dormir….

Es bueno mencionar aquí que en la casa de JC reinan un perro, Tomás, que rebauticé primero Felipe y más tarde RB2 (rompe bolas 2), y cinco gatos, uno de los cuales, que bauticé RB1 (rompe bolas 1),  es una máquina de maullar todo el día. RB2 es un cocker spaniel chocolate que super cariñoso, aunque a veces se pase, y que está siempre pendiente de uno/una/unos/unas/todos/todas.

Su relación con los gatos es excelente y se lo nota tan inteligente que creo que se da cuenta cuando uno se burla de él y entonces le dirige algunos quejidos más que ladridos y una expresión en su cara como diciendo “no me jodas…”.

Categories: Uncategorized | 2 Comments

Domingo 24 de abril de 2011 – Ciudad de Panamá / Buenos Aires, Argentina

El viaje en el bus fue mucho más corto de lo que me habían comentado (6 horas). Salió a las 12:15 am de la terminal de David y llegó a la terminal de Albrook (Panamá) a las 5:15 am, es decir en sólo 5 horas, lo cual no era ninguna ventaja pues tengo muchísimo tiempo hasta la salida del avión para Buenos Aires (11:58 am).

El viaje en bus pasó casi sin sentirlo pues conseguí dormitar al menos un par de horas…

Quiero comentar que, por primera vez, viajé en el segundo piso del bus aunque en la segunda fila y, lo poco que pude observar por la ventana del frente, me dejó algo impactado por la perspectiva que se tiene del camino desde esa altura.

A mi lado se sentó una muchacha que se colocó la capucha de su abrigo en cuanto se sentó, no se si con la intención de dormir o de no tener contacto alguno con ninguno de los que la rodeábamos. Se lo agradecí porque yo tampoco tenía ganas de hablar con nadie.

Durante la primera hora del trayecto, más o menos hasta llegar a Tolé, por la ventana del frente tuvimos la visión de una media luna que se movía hacia la derecha o hacia la izquierda por la ventana cuando el bus tomaba una curva en la dirección opuesta… La poca luminosidad de esa luna hacía ver el paisaje de la carretera algo fantasmagórico.

Para mí el viaje pasó desde otra perspectiva.

A eso le agrego que durante casi todo el trayecto me acompañó la música de Coldplay (se me hizo perfectamente adecuada para el viaje) y me deleité con muchos de sus éxitos más conocidos como Yellow, The speed of sound y Clock… En total cuatro albumes completos de su hermosa música.

Al llegar a Albrook, mientras esperaba por mi maleta, volví a encontrarme con Inx quien viajó en otra parte del bus, ahora para despedirnos hasta volvernos a ver en Bocas, a mi regreso.

Un taxista se me acercó ofreciéndome su vehículo y después de un breve regateo aceptó llevarme hasta Tocúmen por 20 dólares.

Llegué al aeropuerto como a las 6:00 am, es decir, muy temprano, pero aproveché que había muy poca gente y a que yo había hecho el check-in por internet, para pasar de una vez al interior del aeropuerto, ya sin mi maleta principal pero cargando la mochila que, según mi proyección será lo único que volverá conmigo. De cualquier forma está muy pesada.

Pasé migraciones sin ningún problema pero noté que no me habían sellado el pasaporte, enterándome entonces que ahora no los sellan más a la salida… 

Lo primero que hice, una vez adentro del área de embarque, fue ir a desayunar en el único restaurante que hay en el aeropuerto. Un café con leche, bastante malo, con dos croisoants, más una botellita de agua… $7… muy caro, me parece… Eso es el aeropuerto.

Luego me dediqué a hacer algunas compras para regalos entre ellas dos colonias, una para Mariana y la otra para Pato, así como dos botellas de ron, una para Juan Carlos y la otra para Pato. Pensaba comprarme un reloj pero los precios me parecieron más caros que en cualquier relojería de Panamá, así que esperaré para ver que hay en el aeropuerto de Buenos Aires.

Conseguir dormir otra hora en unos sillones de espera aunque en muy mala posición, casi sobre la maleta y las botellas, como medida de seguridad…

Mientras escribo esta parte de mi relato estoy en la sala de espera de la puerta 29, de donde saldrá el vuelo en dos horas y media…

………..

Ticket Ciudad de Panamá-Buenos Aires COPA

El vuelo transcurrió con la mayor normalidad y tranquilidad. Muy buena atención por parte de los auxiliares de cabina, comida decente y bastante cordialidad.

Durante el vuelo de COPA que duró 7 horas, nos sirvieron comidas en dos momentos diferentes, el primer a poco de partir de Panamá, carne guisada con arroz, y poco antes de llegar a Buenos Aires, un emparedado de pollo.

………….

Llegamos al aeropuerto de Ezeiza, en la ciudad de Buenos Aires en hora, a eso de las 9 de la noche locales (dos horas más que en Panamá) y salimos del avión (un Boeing 737-800) caminando un corto trecho por la pista y luego entramos a una rampa que nos llevó a la terminal.

La temperatura agradable aunque algo fresca ya presagiaba que, ante mi falta de previsión, en algunos momentos pasaría algo de frío.

Luego de pasar por Migraciones y Aduana sin ningún inconveniente, salí a la sala de llegada e inmediatamente me encontré con Patricio, Paula y Octavio, éstos dos últimos se encontraron conmigo por primera vez. Después de abrazos, besos y otros saludos, esperamos unos minutos hasta que llegó Juan Carlos, quien no se conocía con ellos excepto con Pato, al que no veía hace muchos años.

Estuvimos conversando un rato y haciendo planes para mi “transferencia” de la casa de Juan Carlos para la de Patricio, el próximo viernes, cuando me vendría a buscar a Banfield, lugar de mi primera residencia provisoria.

Después de despedirme temporalmente de Pato y su familia, fuimos a buscar el carro de Juan Carlos, un Volkswagen, a los estacionamientos del aeropuerto.

De allí salimos a la carretera y después de una media hora de viaje, llegamos a la casa de Juan Carlos en Banfield donde vive con su hija Daniela, quien nos estaba esperando con la cena, una suculenta pizza, que nos devoramos rápidamente y, después de conversar un largo rato, la mayor parte del tiempo recordando tiempos pasados, nos fuimos a dormir alrededor de las 1:00 de la mañana.

La casa es enorme, de dos plantas, con un gran jardín en el fondo, así como un quincho parrilla y un pequeño apartamento. A mí me asignaron una habitación en la planta baja, al lado de la cocina.

A estas alturas, el cansancio ya me había vencido y creo que me quedé dormido inmediatamente que posé mi cabeza sobre la almohada.

Categories: Viajes | 797 Comments

Sábado 23 de abril de 2011 – David, Panamá

Mañana es el día tan esperado.

Ya estoy en David esperando la medianoche cuando tomaré el bus de Transportes David-Panamá que me llevará a la terminal de Albrook en la Ciudad de Panamá. Como siempre me alojé en el hotel Alcalá donde pasaré las horas que me quedan y, al mismo tiempo dejar el carro, en  el parqueo del hotel, hasta mi vuelta, el día 18 de mayo.

El hotel me está cobrando $5 diarios por el estacionamiento pero el lugar es muy seguro y, además, a la vuelta tendré el carro disponible para hacer compras (alimentos y otros) para llevar a Bocas.

Conseguí dormir un par de horas y de pronto me desperté, casi en la hora de prepararme y salir del hotel, cosa que hice como a las 11:00 pm, dejando el hotel y tomando un taxi en la puerta para llegar a la Terminal de Buses de David.

Tuve que esperar algunos momentos para que nos subiéramos al bus, me encontré con Inx (Spanish by the Sea) quien también coincidía en el mismo bus pero quedándose en la ciudad de Panamá.

 

Categories: Uncategorized | Leave a comment

Un viaje inolvidable

Del 23 de abril al 18 de mayo del 2011 cumplí con uno de mis sueños de los últimos años: revisitar lugares de Argentina y Brasil que no veía, algunos de ellos hace más de 25 años, y otros hace casi 20 años.

No voy a decir que fue el viaje de mi vida porque no es la realidad, pero sí que ha sido uno de los que más me han calado  adentro, muy profundo, tanto por lo bueno (la gran mayoría del viaje) como por lo no tan bueno.

Es bueno mencionar que lo sucedido durante este viaje ha dejado huellas muy importantes no sólo en mí sino también, estoy muy seguro, en otras personas que me aprecian y a las que quiero mucho, tanto familia como amistades. 

Vamos entonces a rever este recorrido de poco menos de un mes, que se inicia y termina en Bocas del Toro, Panamá, lugar donde vivo, paraíso que he adoptado como mi hogar.

Categories: Uncategorized | Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 2 Comments

Proudly powered by WordPress Theme: Adventure Journal by Contexture International.